lunes, 19 de octubre de 2015

Digna Ochoa vive, sigue la lucha por la justicia

Digna Ochoa vive, sigue  la lucha por la justicia
  • A 14 años de su muerte, no se hace justicia, asegura Ignacio Ochoa
Aline García Díaz
Este 19 de octubre se cumplirán 14 años de la muerte de la defensora de derechos humanos Digna Ochoa y Plácido, la cual aseguran familiares fue asesinada.
Será este domingo cuando familiares y amigos conmemoren esta fecha lamentable, a través de una misa de acción de gracias que se realizará a las 18:00 horas en la parroquia de la Asunción, así lo dio a conocer Ignacio Ochoa Plácido, titular de la oficina de derechos humanos de esta ciudad.
Ignacio Ochoa dio a conocer que Digna vive y perdurará en los corazones de los familiares, amigos y luchadores y defensores de los derechos humanos.
A 14 años de su muerte, los familiares siguen en la espera de que se le haga justicia y se limpie el nombre de Digna Ochoa, ya que las autoridades capitalinas dieron carpetazo al caso asegurando que fue suicidio y no homicidio.
Ignacio Ochoa aseguró que el caso se encuentra en manos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y confían que pronto emitan su dictamen y pidan a las autoridades capitalinas reabran el caso para esclarecerlo.
El defensor de los derechos humanos recordó que a lo largo de su labor como defensora, Digna fue objeto de un sinfín de amenazas por la delicadeza de los asuntos que manejaba, es por eso que su muerte ya estaba casi anunciada, había sufrido acosos, persecuciones y amenazas, por tal motivo, ellos como familiares no dudan que su muerte fue un asesinato.
Digna Ochoa vive, sigue  la lucha por la justicia

A 14 años de su asesinato


martes, 21 de octubre de 2014

A 13 AÑOS DEL ASESINATO DE DIGNA OCHOA Y PLÁCIDO


digna ochoa
El día 19 de octubre del 2014 se cumplieron 13 años del asesinato de la abogada litigante defensora de los derechos humanos, Digna Ochoa Y Plácido. El 19 de octubre del 2001 fue encontrada, boca abajo sobre uno de los sillones de su despacho de la calle Zacatecas 31-A, en la colonia Roma, por uno de los abogados auxiliares del despacho, Gerardo González. Tenía un disparo en el muslo izquierdo y otro en la cabeza (Según el último dictamen que sirvió como prueba para la PGJDF, Digna dispara al sillón para probar el arma, se levanta y camina hacia el otro sillón, se sienta y con la mano derecha se dispara en el muslo izquierdo, espera sentada unos minutos, se levanta y regresa al otro sillón en donde se hinca y se dispara con la mano izquierda en la cabeza del lado izquierdo); presentaba moretones a la altura del muslo derecho, en el cuello, la ceja izquierda y el lóbulo derecho; y en el centro de sus labios había marcas de mordidas. Al lado del cuerpo de Digna, de 37 años, había una advertencia escrita en un trozo de papel:
“Pros, hijos de puta, si siguen así, a ustedes también les va a tocar. Conste que bajo advertencia no hay engaño”, decía el papel firmado con una cruz.
La amenaza iba dirigida a los integrantes del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, donde Ochoa y Plácido trabajó durante 12 años, de 1988 al 2000. Pero es el primero de septiembre de 1993 cuando ingresa Oficialmente al Centro de Derechos Humanos, como Asesor Jurídico Legal. Y es en el año 2000 cuando presenta su renuncia.
El cuerpo de Digna fue encontrado alrededor de las 5 de la tarde. Y el entonces Procurador del DF, Bernardo Bátiz, llegó al lugar del asesinato, alrededor de las diez de la noche, y declaró: “Me comprometo a hacer todo lo necesario para localizar a los responsables”. Es decir la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, de acuerdo con sus primeras versiones, declara que Digna había sido asesinada. Dos años después la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal cambia su versión y asegura que Digna Ochoa se había suicidado.Bátiz se negó a recibir las pruebas de medicina forense, criminalística y química forense de los familiares, a pesar de que, según la Constitución, es un derecho de los familiares de la víctima el que aporten pruebas a la investigación; De los cuatro peritajes, dos trataban la hipótesis del suicidio y fueron desechados por la misma PGJDF, el tercer peritaje, que hablaba sobre la hipótesis del suicidio, se argumentó que era el que más se acercaba a la realidad, pero que estaba incompleto, por lo que se ordenó otro peritaje que, sin embargo, no se realizó bajo metodología científica y comprobable y que no contiene mecánica de hechos….Por qué si se desechan los dos primeros dictámenes, el tercer peritaje refuerza sus conclusiones (el suicidio) basándose en los elementos de los dos primeros (el homicidio)? (pregunta de le hace el SCI MArcos a Bátiz).
Otras preguntas que el SCI Marcos le hace a Bernado: Cuáles fueron las medidas que tomó la PGJDF para conservar intacto el lugar en donde ocurrió el homicidio de Digna? (En este lugar se realizó, ocho meses después, el peritaje de criminalística de campo que tomó en cuenta la PGJDF para dictaminar el “no ejercicio de la acción penal”, es decir, para afirmar que se trató de un suicidio.); Por qué el reporte de la necropsia afirma que Digna presentaba una flacidez muscular generalizada y sostiene que tenía de 15 a 16 horas de haber muerto sin que el cadáver tuviera la rigidez que correspondería a ese tiempo?; Según las pruebas testimoniales de la PGJDF, Digna Ochoa estuvo con personas en su despacho la tarde anterior a su muerte, por qué no se encontraron huellas dactilares de nadie en el despacho?; La necropsia de Digna duró una hora con 30 minutos (se inició a las 2:30 de la mañana y terminó a las cuatro). En ella no se tomaron radiografías y no se describieron de manera completa las lesiones. Dependiendo de la complejidad, hay necropsias que duran hasta 24 horas, por qué tardó tan poco tiempo la de Digna?
Gerardo González, auxiliar del despacho de Digna y quien encontró el cuerpo, declaró haber visto polvo blanco, como una especie de talco, regado en la alfombra, los sillones y en la ropa de Digna, y no descartó que Ochoa y Placido hubiera forcejeado con los homicidas, pues la diadema que traía en la mañana estaba tirada en la alfombra.Las amenazas de muerte contra miembros del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, comenzaron el año de 1995, David Fernández, Director del Centro recibió amenazas vía telefónica el 17 de agosto de ese año, por lo que se inició la Averiguación Previa: 50/ACI/584/95-08; el 7 de octubre de 1996 todos los abogados del Centro Pro, reciben amenazas.
Digna Ochoa y Plácido, recibió amenazas, el 5 de octubre de 1999 por lo que interpuso la denuncia: 50/1313/99-10; también por privación ilegal de la libertad, robo, tortura psicológica y allanamiento de su residencia en 1999, por lo que se abrió la Averiguación Previa: 50/1389/99-10.
Durante el año 2001, Digna recibió, por lo menos tres amenazas por escrito encontradas en su buzón de su departamento: “Hija de puta ya te tenemos…..” de fecha 7 de agosto de 2001; “Muy pronto te cargará tú…..”de fecha 10 de agosto del 2001; “¿Cómo estás? De fecha 16 de octubre del 2001.
Cabe señalar que a raíz de la amenazas en contra de los integrantes de centro Pro, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), acordó, solicitar al gobierno mexicano de manera urgente, medidas de protección para preservar la seguridad e integridad física de sus integrantes, por lo que por algunos años mantuvieron seguridad personal y de resguardo de las instalaciones e inmueble de dicho centro.
Digna Ochoa renuncia al Centro Pro en el año 2000, al decidir litigar de manera independiente, siendo el caso más relevante que tenía, al momento de su asesinato, el de los dos ecologistas de Guerrero presos, en el Cereso de Iguala, Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, fundadores de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán.
A los dos ecologistas presos se les prohibió hablar sobre el asesinato de Digna, quien demostró con pruebas la tortura a la que fueron sometidos, Rodolfo y Teodoro, en 1999 a manos de efectivos del Ejército mexicano, del 40 batallón de infantería, con sede en Altamirano. “Tras su detención Rodolfo y Teodoro permanecieron 48 horas en el puesto de mando militar que el Ejército improvisó a las orillas del río en Pizotla. El 4 de mayo fueron trasladados al 40 Batallón de Infantería, en Ciudad Altamirano, donde estuvieron incomunicados hasta el 6 de mayo. En los cinco días fueron torturados psicológica y físicamente con golpes en los testículos, cabeza, estómago y espalda, además se les amenazó con dispararles en el cráneo y hacer daño a sus familias” (Centro Pro, 1999); Otro caso que llevaba al momento de su muerte era el de Sergio Sánchez Sáenz y José Anselmo Robles, miembros del Frente Zapatista de Liberación Nacional (FZLN), presos en el penal de Querétaro
El Centro Pro comunica: “La liberación de Montiel y Cabrera se dio días después del asesinato de su abogada, Digna Ochoa, que para entonces ya no llevaba la defensa de ellos ni trabajaba en el Centro Prodh, pero el crimen contra ella ocurrió dos semanas después de que visitó en la sierra de Petatlán comunidades que participan en el movimiento ecologista, y que tienen entre sus miembros presos y perseguidos por ese motivo; según diversos testigos, el asesinato de la abogada fue planeado por mandos del Ejército, y ordenado y ejecutado por caciques y sicarios de la sierra de Petatlán. El crimen, el 19 de octubre de 2001, causó conmoción en la opinión pública relacionada con los derechos humanos nacional y de otros países, y uno de sus efectos inmediatos fue la libertad de Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, con la que el presidente panista Vicente Fox pretendió bajar la presión a su gobierno”.
Por cuestiones de seguridad la información se manejó así, Digna defendía a Montiel y Cabrera, demás de defender a otros activistas ecologistas en la Sierra de Petatlán por oponerse a la tala y los caciques de la región, pero recordemos que estaba siendo amenazada de muerte (y Rodolfo aún no salía de prisión); por denunciar y probar que militares los habían torturado, sembrado armas y semillas de mariguana, esto lo probó ante un juez Federal son sede en Iguala. Y provocó que la Procuraduría Militar tuviera que iniciar una averiguación contra los militares torturadores y el comandante de la 35 zona militar, el General Miguel Elías Leyva García.
En 2010 Agentes federales detuvieron en Jalisco, a Rogaciano Alba Álvarez, ex dirigente de la Unión Ganadera Regional de Guerrero, cacique de la zona de Petatlán; presunto operador del cártel de Sinaloa y señalado como autor intelectual del homicidio, en octubre de 2001, de Digna Ochoa. Alba Álvarez es señalado como la persona que ordenó asesinar a Digna Ochoa, supuestamente porque le incomodó una visita que Digna realizó a Petatlán para conocer y denunciar agresiones a ecologistas de la región de Petatlán.
El primero y dos de octubre de 2001, Ochoa visitó la zona y recabó testimonios de violencia y hostigamiento que padecían los campesinos ecologistas por parte de un grupo de caciques encabezados por Alba Álvarez. 16 días después fue asesinada.
Militares, caciques, empresarios, gobernadores, presidente de México (Fox) ministerios públicos, fiscales especiales, policías de los tres niveles de gobierno, responsables del asesinato,.Algunos de los casos en que participo durante su estancia en El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez., son:
***Detención de presuntos Zapatistas en Yanga, Veracruz, en 1995.
***Detención de Javier Elorriaga y Elisa Benavides en Cacalomacán, Estado de México por su relación con el EZLN en 1995.
***Caso ANAVERSA, fábrica de químicos que hizo explosión en Córdoba, Veracruz en 1995.
***Masacre de 17 campesinos por la Policía Motorizada y agentes Judiciales en Aguas Blancas, Municipio de Coyuca de Benitez, Guerrero el 28 de junio de 1995.
***Caso FIOZ.
***Matanza de 45 indígenas en Acteal, Chiapas en 1997.
*** Detenciones ilegales y ofensivas contra los Municipios Autónomos Zapatistas en 1998.
***Matanza de 10 campesinos por miembros del ejercito mexicano en el Charco, Municipio de Ayutla de los Libres, Guerrero el 7 de julio de 1998.
***Violación de dos mujeres por miembros del ejercito mexicano en Barrio Nuevo San José, Guerrero en 1998.
***Ejecuciones ilegales en el Bosque, Chiapas en 1998.
***Personas detenidas en Querétaro por hechos del 5 de febrero de 1998.
***Detención de Jacobo silva Nogales y Gloria Arenas Agis, presuntos Comandantes del EPR y de Felicitas Padilla Nava y Fernando Gatica detenidos el 23 de octubre de 1999 y presentados públicamente hasta el 28 del mismo mes y año.
***Detención y tortura de los Ecologistas de Guerrero, Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, por miembros del ejército mexicano en 1999.
***Caso Hermanos Cerezo Contreras y Pablo Álvarado detenidos como presuntos responsables de los atentados a Banamex en la Ciudad de México en agosto del 2001.
***Detención de 1000 estudiantes de la UNAM EN EL AÑO 2000..-Caso de “PAPÁS” de la UNAM.
***Masacre en el Ejido Morelia, Chiapas.

jueves, 14 de noviembre de 2013

12 aniversario luctuoso


12 Aniversario Luctuoso de Digna Ochoa, defensora de #DDHH 15 de nov. 5:30pm CUC.

 Invita Eje Guerra Sucia del @TPPMex

sábado, 19 de octubre de 2013

A 12 años del asesinato de Digna Ochoa


¿Quién fue #DignaOchoa?

En los ochenta, Digna Ochoa litiga los casos penales más delicados en los que están involucrados el ejército y los servicios de seguridad pública. También lleva los casos de los presuntos zapatistas de Yanga, Veracruz, y el Estado de México (1995), además de los de Aguas Blancas y el Charco (1995), en Guerrero; Acteal, en Chiapas (1997), y el de los ecologistas guerrerenses presos Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera.

Estas indagaciones provocan que, en 1996, junto con Pilar Noriega, recibe las primeras amenazas de muerte en el Centro de #DerechosHumanos en el que trabajaba (Prodh); amenazas que denunció pero nunca se investigaron.

Tres años después, el 29 de septiembre de 1999, Digna es secuestrada e interrogada en su domicilio de la Ciudad de México; esto genera que, en agosto de 2000, decida irse por un tiempo a Washington para salvaguardar su integridad física. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos expidió una resolución pidiendo al gobierno mexicano –cuando el presidente era Ernesto Zedillo– que tomase las medidas necesarias para proteger la vida de Digna Ochoa.

Durante su estancia en la capital de Estados Unidos, Digna fue reconocida, junto con otros 50 activistas de derechos humanos, por el presidente Bill Clinton. Diferentes organizaciones internacionales de derechos humanos, como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la ONU, apoyaban a la abogada. Digna Ochoa fue parte de 51 activistas de derechos humanos de 40 países incluidos en el libro Hablar con la verdad al poder: Defensores de Derechos Humanos que Están Cambiando el Mundo, escrito por Kerry Kennedy hija de Robert Kennedy.

En 2001 decide regresar a México por el caso de los campesinos ecologistas presos en Guerrero y toma el caso de los hermanos Cerezo Contreras, estudiantes universitarios detenidos el 13 de agosto de 2001. Dos meses después es asesinada en su domicilio en la colonia Roma, el 19 de octubre de 2001.

Fuente: "10 claves para entender quién fue Digna Ochoa" en sinembargo.mx

martes, 13 de agosto de 2013

Admite CIDH caso Digna Ochoa



Se abre la posibilidad de demostrar que la activista fue asesinada y que no se trató de un suicidio como concluyó la PGJDF, destacaron abogados.
Fernando Camacho Servín
Publicado: 13/08/2013 12:51
México, DF. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió el pasado 16 de julio el caso de la activista Digna Ochoa y Plácido, lo que representa una oportunidad de demostrar que fue asesinada y no que se trató de un suicidio, como concluyó en 2002 la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.
Así lo afirmaron David Peña, Karla Michel Salas y Miriam Pascual, integrantes de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), quienes subrayaron la importancia de dicha resolución para reivindicar la imagen de la defensora de derechos humanos y evidenciar la vulnerabilidad de dicho gremio.
En conferencia de prensa, los litigantes explicaron que a 12 años de la muerte de Ochoa --ocurrida el 19 de octubre de 2001 en la ciudad de México--, la CIDH finalmente admitió el caso tras considerar que las investigaciones de las autoridades capitalinas habían sido deficientes.
El hermano de la activista, Jesús Ochoa, señaló mediante un enlace telefónico que la aceptación del caso por parte de la CIDH les permitirá comprobar que se trató de un asesinato e incluso se comprometió públicamente a dar a conocer el nombre y la ubicación del responsable del crimen.
"Vamos a limpiar la imagen de mi hermana, que tanto ha manchado la Procuraduría, y demostrar que la hipótesis del homicidio no estaba errada", enfatizó Jesús Ochoa.
Tras la aceptación del caso por parte de la CIDH, los abogados representantes de la víctima tienen hasta el 5 de diciembre para enviar sus argumentos a la sede de la Comisión Interamericana en Washington. Después, el Estado mexicano tendrá la oportunidad de de defender las investigaciones de la PGJDF.

viernes, 19 de octubre de 2012

México: A 11 años, sigue impune asesinato de Digna Ochoa


por Anayeli García Martínez

Viernes, 19 de Octubre de 2012 16:54

Si bien la muerte de la abogada fue un caso paradigmático, actualmente hay muchos casos de mujeres defensoras que han sido asesinadas sin que hasta el momento se haya castigado a los responsables
Cimacnoticias
Han trascurrido 11 años desde el primer asesinato político de una defensora de Derechos Humanos (DH): la ejecución de la abogada Digna Ochoa y Plácido, y desde entonces las amenazas contra activistas arreciaron en todo el país.

Aunque las autoridades del Gobierno del Distrito Federal se empeñaron en afirmar que la defensora se suicidó de tres balazos y cerraron el caso en julio de 2011, activistas reiteraron que el crimen está impune y ha dado pie a casos similares.

Ésa es la conclusión de organizaciones como Acción Urgente para Defensores de los Derechos Humanos (Acudddeh), Asociadas por lo Justo (JASS, por sus siglas en inglés), y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

Durante el encuentro “Los retos de la protección de personas defensoras de Derechos Humanos”, organizado para conmemorar a Digna Ochoa, asesinada en su oficina en esta ciudad el 19 de octubre de 2001, las y los defensores aseguraron que la situación se agravó.

Si bien la muerte de la abogada fue un caso paradigmático, actualmente hay muchos casos de mujeres defensoras que han sido asesinadas sin que hasta el momento se haya castigado a los responsables, sostuvo Orfe Castillo, integrante de JASS.

Ejemplo de las activistas asesinadas son Marisela Escobedo, Josefina Reyes y Susana Chávez, quienes acompañaban casos de feminicidio y desaparición de mujeres en Chihuahua, y Beatriz Cariño, quien denunció a grupos paramilitares en Oaxaca.

Hay otras más que día a día son amenazadas como Luz Estela Castro, de Chihuahua; Margarita Martínez, de Chiapas, y Bettina Cruz Velázquez, de Oaxaca, todas ellas activistas que acompañan casos o se oponen a mega proyectos económicos o políticos.

También están las mujeres exiliadas que se ven obligadas a abandonar su ciudad o incluso el país, todo con tal de proteger su vida. Así lo han hecho Norma Andrade, Olga Reyes, Sara Salazar y Marisela Ortiz, todas originarias de Chihuahua.

Digna Ochoa es uno de los primeros casos documentados que evidencia que a las mujeres se les desprestigia. De ella se dijo que estaba trastornada de sus facultades mentales, se le acusó de tener una relación pasional y hasta se dijo que era lesbiana.

Orfe Castillo expuso que las defensoras son más vulnerables a vivir el descrédito, deslegitimación, violencia sexual y violencia familiar porque sólo a las mujeres se les acusa de salir a exigir derechos porque se cree que ése es su papel.

Aunado a lo anterior, la abogada Pilar Noriega afirmó que las autoridades y las dependencias de los tres niveles de gobierno estigmatizan a las activistas como defensoras de delincuentes.

Ante esta clara afrenta del Estado, la abogada y compañera de Digna Ochoa señaló que todas las personas tienen derecho al debido proceso cuando enfrentan un proceso judicial, al trato digno, a la presunción de inocencia y a la reparación del daño.

En este sentido, Alejandro Cerezo, de Acuddeh, refirió que Digna Ochoa también fue criticada por el tipo de casos que defendía: integrantes de grupos armados, guerrilleros, ecologistas que defendían sus bosques, casos que –dijo– ahora pocos quieren defender.

Al respecto, Daniel Joloy, integrante de la CMDPDH, dijo que ante la ola de violencia que ha alcanzado a quienes promueven las garantías humanitarias, se ha trabajado en mecanismos de protección.

En junio pasado se promulgó la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, como un mecanismo para proteger a las personas en riesgo, sin embargo aún no se ha implementado totalmente.

Mencionó que para que esta ley funcione, debe de expedirse un reglamento que todavía no se ha publicado e integrarse un consejo consultivo que aún no ha sido electo.

En este contexto, las y los defensores de DH criticaron que el asesinato de Digna siga en la impunidad, y recordaron que actualmente está a la espera de ser admitido ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para su análisis.